¿Qué es la Nube y qué ventajas tiene?

La nubeLa Nube es la forma abreviada de hablar de Computación en la Nube o Cloud Computing. Supone toda una revolución a la hora del almacenamiento de información y las aplicaciones  de trabajo, puesto que se pueden ofrecer al usuario múltiples servicios informáticos sin necesidad de que el usuario posea ningún conocimiento específico. Y no sólo eso, sino que se hace todo a través de Internet y sin necesidad de un soporte físico que almacene la información. Todo se guarda en la Red.

¿Qué supone eso? En la práctica, la Nube es una herramienta con un potencial prácticamente incalculable para los negocios.

En primer lugar, la Nube permite combinar de forma rápida y funcional las aplicaciones empresariales y facilita el  acceso a las mismas, ya que se puede acceder desde cualquier punto que tenga conexión y así es más fácil mantener una colaboración entre distintas personas o sectores de la producción. En consecuencia, la productividad se ve afectada positivamente.

La Nube permite también almacenar datos en los servidores de los proveedores de servicios, como por ejemplo Google o Microsoft, hacer copias de seguridad y acceder a la información desde múltiples dispositivos, como tablets, móviles, ordenadores portátiles… Sólo se necesita una contraseña y un punto de acceso. Incluso los programas se pueden instalar directamente en el espacio del servidor en la Nube, evitando la farragosa tarea de adaptar ordenadores y programas para la empresa. Todo es más simple y sencillo, un acceso directo al soporte de trabajo y a la información almacenada.

El hecho de que todo sea más simple redunda también en un beneficio económico, ya que no se necesita una gran inversión para empezar a trabajar, e incluso en el caso de encargar al proveedor una aplicación personalizada en la Nube, éste la desarrolla en cuestión de días en lugar de semanas o meses, reduciendo la factura.

Otra ventaja es que los datos no corren riesgo a la hora de actualizar el software, se conservan perfectamente a salvo mientras transcurre ese proceso, que además está completamente automatizado.

Como guinda, incluso a nivel medioambiental el trabajar en la Nube resulta más eficiente a nivel energético, puesto que trabajar de esta manera reduce considerable el consumo de energía eléctrica.

En conclusión, trabajar con la Nube nos aporta facilidades, versatilidad, seguridad y una reducción considerable del consumo energético, cuatro pluses nada desdeñables.

 

*Noticia patrocinada por Farmanager.

Los expertos en Farmanager pueden ayudarte a ampliar toda esta información sin ningún compromiso. Consúltales!

Deja un comentario