Tratamiento de las heridas: Apósitos y antisépticos (II)

 Continuando con el artículo sobre el tratamiento de las heridas, vamos a ver ahora los principales tipos de apósitos disponibles.
Actualmente nos encontramos con dos tipos:

 

Apósitos convencionales

Hace unos años la curación se realizaba en ambiente seco. La herida se dejaba al aire o se cubría con un apósito convencional, y ante la falta de humedad se retrasaba la cicatrización. Las células sanas en ambiente seco, se deshidratan, se necrosan y se forma una costra unida mediante fibras de colágeno a los extremos de la herida que impide la formación de tejido nuevo.

Las funciones del apósito son proteger, aislar, taponar la herida y absorber exudados. Las características que debe tener para cumplir de forma óptima sus funciones son:

-Buena capacidad de absorción de líquidos y sólidos

Atóxico y permeable a los gases para evitar maceración pero no a los microorganismos

Suave, fino y a ser posible transparente para que se vea la herida y sin cesión de residuos

-Que permita la creación de un pH ligeramente ácido que favorece la cicatrización e inhibe el crecimiento bacteriano

Son apósitos convencionales que se basan en el algodón, combinados con tejidos de viscosa, adhesivos o no y espumas de poliuretano que permiten absorber exudados.

Apósitos activos

Son los constituidos por materiales total o parcialmente biodegradables, que absorben bacterias y células muertas, favoreciendo la cicatrización y posterior epitelización. Promueven la cura en ambiente húmedo, que permite el equilibrio entre la humedad (impide la desecación) y la maceración que retrasa o dificulta la cicatrización, favoreciendo la correcta curación de la herida. Esta cura disminuye el dolor, evita la fricción, permite el baño por su efecto impermeable, pero no permite el paso de contaminantes, de manera que las tasas de infección con respecto a la cura seca son menores.

Hay distintos tipos de apósitos basados en la cura húmeda, que se pueden clasificar de diversas formas, pero nos basaremos en la composición de sus principios bioactivos. Se pueden presentar de muchas formas, gránulos, pastas, geles, en película hidrofílica, en placas, etc.

1.Alginatos
Son sales sódico-cálcicas del ácido algínico (formado a partir de los ácidos manurónico y gulurónico), presentado en forma de fibras que en presencia de líquidos forman geles. La consistencia del gel y la rapidez de su formación depende de la relación ácido manurónico / gulurónico. El gel así formado absorbe el exudado y crea el ambiente húmedo óptimo para la cicatrización. Tiene propiedades hemostáticas. Es el producto de elección en heridas y/o ulceras de elevada exudación. En lesiones secas produce irritación. Por las propiedades hemostáticas, recomendado en pacientes anticoagulados

2.Hidrogeles
Son geles hidrofílicos, dispersiones coloidales de estado físico entre líquido y sólido, con gran cantidad de agua en el interior. Su estructura es polimérica tridimensional, formada por agentes de alto peso molecular, como almidones, pectina, poliuretano, etc. Su estructura permite la absorción del exudado incorporándolo al gel, sin secar la lesión y haciendo de barrera con el exterior. Se utilizan para lesiones que necesitan un aporte importante de humedad como necrosis secas. Puede usarse en heridas con signos de infección pues puede ser vehículo de antibióticos

3.Hidrocoloides
Están formados por polímeros naturales o sintéticos sin contenidos hídricos e incluidos en agentes adhesivos.Suelen llevar carboximetilcelulosa, gelatina, pectina, y a veces goma guar o poliacrilatos sintéticos, en una matriz adhesiva, sobre un soporte de poliuretano que actúa de membrana semipermeable. Interaccionan con los fluidos de la lesión, formando un gel si hay mucho exudado. La absorción es instantánea y evita la maceración. Utilizados para todo tipo de lesiones exudativas (rozaduras, quemaduras, úlceras de presión) con componente exudativo medio /bajo. No se recomienda en lesiones infectadas, sobre todo si los microorganismos son anaerobios.

Esperamos que este artículo os haya sido de utilidad para conocer y facilitar la elección del apósito adecuado a cada tipo de lesión. Para más información o consultas, podéis dirigiros al Departamento de Registros Cofares a traves del teléfono 91 7408700

Deja un comentario