Carlos González Bosch: “El reto ahora es reflotar el modelo farmacéutico actual”

presidenteEl Global entrevista a Carlos González Bosch después de su reelección como presidente de Cofares, y analiza esta nueva etapa que se abre.
Pregunta. Enhorabuena.
Respuesta. Gracias. Me congratula haber obtenido un apoyo del 96,5 por ciento, con voto secreto. Da fuerza empezar un mandato así, sobre todo después de estar en la presidencia ocho años.
P. Eso quiere decir que los socios confían en la labor que ha desempeñado al frente del grupo, ¿no?
R. Han visto resultados, cifras, datos, que el grupo ha progresado mucho operativamente y desde el punto de vista de influencia dentro del proyecto profesional de cada farmacéutico. Les podemos ayudar más, y eso es positivo para los que somos socios de Cofares.
P. ¿Qué retos ve en este horizonte de cuatro años?
R. El reto es reflotar el modelo actual, porque estamos creando un modelo a dos velocidades: un número menor de farmacias más potentes y un número mayor de farmacias con más carencias. La Administración tiene que analizar sus políticas y cambiar para que este modelo de eficiencia asistencial siga existiendo.
P. ¿González Bosch seguirá siendo crítico con las políticas que lleva a cabo la Administración?
R. No soy crítico, siempre he propuesto alternativas. Quiero que se den cuenta que la facturación está a niveles de 2003, con gastos de 2013. No hay ningún sector de la actividad que aguante la situación.
P. ¿Más cambios a hacer?
R. La política de recorte en el precio de medicamentos no tiene futuro. También creo que la Administración debe velar para que el modelo tenga los recursos si es que se quiere mantener. Debe darse cuenta que la asistencia farmacéutica española es muy eficiente, a un coste muy reducido. Hay alternativas para evitar que el deterioro del modelo sea cada vez mayor.
P. ¿Cuáles?
R. Hay una clara, que la Administración diga a qué gasto farmacéutico quiere llegar, cuál es el que se puede permitir el país. Por lo demás, me parece correcto las políticas de desfinanciación, de implantación de genéricos, de precios de referencia, copagos… Pero hay que terminar con el RDL 5/2000 y todos los que ponen tasas al ejercicio profesional. No es una crítica, es colaborar para establecer alternativas que den estabilidad al mercado farmacéutico.
P. Y un marco estable. ¿Lo tendrá algún día el sector?
R. Las empresas necesitan un marco estable para planificar su futuro, y si hay un sector que no tiene estabilidad ese es el del medicamento. Pido y deseo ese marco estable. No pido que la Administración no haga cosas, pero sí que explique a dónde nos quiere llevar. Es legítima cualquier alternativa, pero no que se atropellen unas a otras creando un marco de inestabilidad. Y con este sector hay que tener una especial sensibilidad, porque tiene la responsabilidad de garantizar una prestación terapéutica estratégica.
P. Cofares en 2012 mantuvo su cuota de mercado, un 26,13 por ciento, pero su cifra de negocios descendió un 10 por ciento.
R. Porque el valor de lo que distribuimos vale menos y porque nuestras farmacias asociadas venden menos. A pesar del esfuerzo de diversificación no mantuvimos los ratios. Este año parece que va mejor, aunque siempre con una tendencia a la baja.
P. Entonces, ¿hay que redoblar el esfuerzo ‘diversificador’?
R. Sí, para garantizar las compras de los socios. El 10 por ciento de la facturación procede de actividades diferentes a la venta a farmacias, y es lo que reporta mayores beneficios. Es algo que no se da, por ejemplo, en la distribución europea. Me preocupa porque no es el camino. La diversificación siempre pesará mucho. Trabajamos sobre bases imponibles que bajan, no podemos seguir por ahí porque, además, no tiene sentido. Y es que, al sector se le ha infringido un castigo tremendo desde el punto de vista económico.
P. ¿Ese castigo es mayor para pequeñas distribuidoras?
R. Si la distribución farmacéutica no se fusiona y adquiere mayor dimensión lo va a pasar muy mal. La diversificación, el comercio internacional, los servicios financieros, la marca propia o muchos servicios a las farmacias solo están al alcance de las economías de escala. Y esas son nuestras apuestas. Por eso animo a llevar a cabo procesos de fusión auténtica que reduzcan los gastos generales y se obtenga una economía de escala. Es una asignatura pendiente de la distribución.
P. Ese es el músculo que sí presenta Cofares: casi 10.000 socios farmacéuticos, más de 2.000 empleados…
R. Sí, es músculo pero también responsabilidad y preocupación por su futuro. Estamos aguantando bien, incluso vislumbro que podemos tener elementos positivos este año desde el punto de vista de resultados, cuota de mercado y capacidad de generación de recursos. Las medidas que se han tomado este año son las que siempre he dicho que se debían tomar, esas palancas que tiene la Administración para establecer un equilibrio dinámico para controlar el mercado
P. ¿Optimista?
R. No, realista. Un realista optimista. Creo que hay un cierto consenso sobre que al sector no se le puede tocar más porque ya está muy deteriorado; que es prioritario para el Estado del Bienestar, que hay proteger con los recursos de los que disponemos; que se han depurado muchos excesos que se hicieron porque se ha mejorado la gestión dentro del sector; y que la fuerza de este sector para dar servicios es muy grande y está casi sin activar,  por esa vía podemos generar recursos.
“No garantizar el derecho al suministro es disparatado”
Pregunta. Ley de Servicios Profesionales.
Respuesta. Modificar la naturaleza jurídica de la farmacia es un error que pondría en un serio problema la calidad asistencial que presta. A nivel político no tendría utilidad. Por ejemplo, en Francia no se ha dado un salto al vacío. Todo lo que no esté dentro de esos parámetros sería dar un salto al vacío. La evolución a mejor sí, pero un cambio de naturaleza jurídica sería un disparate.
P. Real Decreto de Distribución.
R. No es coherente que no se garantice el derecho al suministro, me parece una situación disparatada que no tiene sentido. Ya se están produciendo algunos movimientos de laboratorios que quieren dispensar a través de un único operador. No nos pueden exigir tener unas existencias mínimas y privarme del derecho al suministro. Si un almacén justifica demanda debe ser suministrado.
P. Modificación de la Ley de Garantías.
R. Desearía que los accionistas de centros farmacéuticos tengan garantizado el que puedan seguir siendo. Espero que se resuelva. No me gusta que haya licencias autonómicas para establecer almacenes, ni que haya un registro de brookers, o que la distribución no pueda vender a hospitales porque los RDL 8/2010 y 9/2011 se hayan olvidado de un margen que hay que respetar.

Deja un comentario