“Se acerca el invierno”

 

 

 

Aunque todavía nos suene muy lejano, el otoño y el invierno ya están a la vuelta de la esquina. Con la llegada del otoño y la bajada de las temperaturas, nuestro organismo es más vulnerable a las infecciones causadas por virus y bacterias, principalmente a aquellas que afectan a nuestras vías respiratorias. Por esta razón es en esta época cuando se produce un aumento en la incidencia de gripes y resfriados. Estos estados pueden venir acompañados de fiebre y debilidad, obligándonos a un reposo forzoso que interfiere negativamente en nuestra actividad diaria.

En primer lugar, conviene conocer los síntomas tanto de la gripe como del resfriado para reconocerlos con seguridad y así actuar en consecuencia:

Los síntomas de la gripe generalmente comienzan de manera rápida y aparecen de 1 a 7 días después de entrar en contacto con el virus. Los síntomas más frecuentes son: fiebre entre 38ºC y 40 ºC acompañada de dolores en el cuerpo, escalofríos, mareos, decaimiento y en ocasiones nauseas y vómitos.

El resfriado es un cuadro más benigno, caracterizado por congestión nasal, lagrimeo, estornudos y malestar general. Se diferencia de la gripe principalmente por la ausencia de fiebre y de dolor muscular generalizado.

Debido a todos los trastornos que conlleva pasar un proceso gripal, en los últimos años, existe un especial interés en plantas medicinales que nos ayuden a prevenir gripes y resfriados.

Sin duda la planta medicinal más estudiada y reconocida como preventivo es la Echinacea angustifolia. Numerosos estudios clínicos certifican su efectividad (British Herbal Compendium, Comisión Alemana E, OMS)

La historia de la Equinacea estuvo ligada durante siglos a los nativos de América del Norte. Los colonos Americanos describieron sus beneficios y la información saltó rápidamente a Europa donde se hizo una planta muy popular. En los últimos años la Equinácea está ganando adeptos en todo el mundo debido al auge de las terapias naturales y a la concienciación de la población en general de la importancia de la prevención.

El género Echinacea comprende un grupo de plantas pertenecientes a la familia de las compuestas. La mas apreciada por sus propiedades medicinales es la Echinacea angustifolia.

Esta planta contiene compuestos conocidos por sus propiedades beneficiosas para el sistema inmunitario. Su principal acción es estimulante del sistema inmunitario inespecífico, esto conlleva una activación de los macrófagos que son las células encargadas de destruir las bacterias patógenas, además poseen acción antiinflamatoria y proporcionan resistencia a piel y mucosas las cuales son la primera barrera defensiva de nuestro organismo. Conviene tener en cuenta que la Echinacea no se debe utilizar en niños menores de 12 años ni durante periodos prolongados de tiempo.

Otras plantas que nos pueden resultar beneficiosas durante un proceso gripal son:

El Eleuterococo es una planta de la familia de las araliáceas, también conocida por el nombre de ginseng siberiano. Es una planta muy apreciada por sus propiedades tónicas. La toma de Eleuterococo ayuda a disminuir los estados de debilidad y decaimiento que normalmente van asociados a los procesos gripales y catarrales.

El jengibre ( Zingiber officinale) es una planta de la familia de las Zingiberáceas. Su tallo subterráneo es muy apreciado tanto por sus propiedades medicinales como por su aroma y sabor. Una de sus numerosas propiedades es favorecer la expectoración.

La prevención de gripes y resfriados también conlleva seguir una serie de medidas higiénico-dietéticas de obligado cumplimiento y que deberían ser seguidas todas las estaciones del año:

•Evitar cambios bruscos de temperatura

•Consumir abundantes líquidos, frutas y verduras

•Lavarse la manos con frecuencia

•No fumar

•Hacer ejercicio

•Mantener una alimentación adecuada

•No automedicarse. En caso de cualquier síntoma consulta a tu farmacéutico.

 

Muy importante: Recuerda que tanto la gripe como el resfriado común están ocasionados por virus, por lo cual el uso de antibióticos esta contraindicado y deben utilizarse únicamente a criterio del médico.

 

 

 

 

Deja un comentario