Importancia de la formación continua en Farmacia

formacion continuadaLa formación continuada es el procedimiento activo de aprendizaje al que tienen acceso los profesionales sanitarios, incluidos los farmacéuticos, y que se inicia al terminar la formación universitaria para extenderse a lo largo de toda la trayectoria profesional del sanitario. No puede ser de otra manera, puesto que a medida que avanzas las investigaciones han de avanzar los conocimientos del profesional para no quedarse atrás.

A menudo los trabajadores de farmacia, no tanto los titulares, que se forman a través de colegios y universidades; se estancan en los conocimientos que ya poseen y no amplían su abanico de saberes, aunque también se da el caso de que quienes desean hacerlo no siempre tienen a sus disposición las herramientas necesarias para ponerse manos a la obra.

Un personal de farmacia bien formado ha de tener conocimientos de:

– Marketing: cuanto mejor conozca el personal de la oficina de farmacia a su clientela y, por extensión, su mercado, mejor podrá responder a sus necesidades y mayor será el beneficio obtenido.
– Informática de gestión: en una época en la que todo está ya informatizado, manejar cuentas o controlar stocks, por ejemplo, requiere manejar con soltura software especializado para farmacias.
– Técnicas de comunicación: para oír al cliente y hacerse oír por él de la manera más efectiva y convincente. Una buena comunicación mejora los resultados, la imagen y la confianza de los clientes en la oficina de farmacia y su personal contratado.
– Técnicas de venta: desde la venta cruzada a los programas de fidelización, hay todo un abanico de posibilidades para optimizar la venta de productos.
– Gerencia de Farmacia: saber llevar un stocks, administrar pedidos y demás es una habilidad básica para cualquier que trabaje en una oficina de farmacia.
– Orientación a los pacientes: a menudo acuden a la farmacia en busca de consejo para resolver dudas sanitarias, tratamientos a seguir o dolencias que les aquejan.

 

Y lo que es más importante, más allá de la necesidad de conocer estas y otras herramientas, es el deseo de aprender, de continuar formándose para mejorar las competencias profesionales y ofrecer un mejor servicio tanto a los clientes como a la propia oficina de farmacia.

En ese sentido, el Instituto de Formación Cofares (IFC) pone a disposición de los farmacéuticos y su personal una plataforma digital y una serie de programas, a menudo establecidos con otras instituciones mediante convenio, que les permite ampliar, consolidar y continuar con su formación para dar a los pacientes el mejor servicio posible.

Deja un comentario