La organización de tu Farmacia por dentro y por fuera

blog post ESCAPARATE

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

A raíz de la crisis se están haciendo grandes esfuerzos por invertir en renovar el aspecto del establecimiento farmacéutico y dar así una buena impresión a los clientes, pero muchas veces, la solución pasa por organizar mejor tanto el escaparate como el interior. Ya en alguna ocasión hemos dado consejos de escaparatismo pero hoy os traemos otros para que podáis organizar los productos, tanto dentro como fuera del establecimiento farmacéutico, de forma que favorezcáis las ventas.

Doble impacto. Lo primero que debemos tener en cuenta es que si contamos con productos en el escaparate es conveniente que los mismos estén a la vista y alcance del cliente en el interior de la tienda. El doble impacto aumenta las probabilidades de compra.

A nivel de los ojos. El mejor punto para colocar los productos es a nivel de los ojos, pues es el principal foco de atención para los clientes. Por esa razón, tanto dentro como fuera, pero especialmente en el escaparate, no es muy conveniente tener productos a ras de suelo pues esto puede transmitir sensación de suciedad.

– Horizontal o vertical. Especialmente en el escaparate, si colocamos los productos en estanterías verticales tendrá más importancia el artículo colocado en el centro. Sin embargo, si lo hacemos de manera horizontal, tendrá más importancia la zona de debajo y el interés descenderá a medida que los vamos colocando más arriba.

Al alcance del consumidor. Si un cliente coge un producto es porque está pensando en comprarlo, por lo que es conveniente tener artículos a su alcance, especialmente los que hemos anunciado en el escaparate. En cualquier caso, no hay que olvidar que no se trata de saturar al cliente, sino de colocar artículos clave en los lugares apropiados con mayor foco de atención.

Cada cosa en su sitio. El escaparate debe ser un reclamo y para ello, los productos deben atender a las necesidades de los clientes. No tiene sentido fomentar la venta de antigripales en verano, por ejemplo. En el mostrador, los artículos también deben ser de temporada, baratos y de compra por impulso.

En definitiva, son muchos los aspectos que hay que tener en cuenta a la hora de fomentar las ventas de determinados productos y lo fundamental es la planificación. Una reflexión acerca de qué zonas son las calientes en tu farmacia es crucial para poder saber dónde ubicar los artículos. La buena organización, la limpieza y la sencillez suelen ser las claves del éxito.

Deja un comentario