Fidelización a través de las plataformas virtuales

Hacer que un cliente confíe en tu farmacia y se convierta en un habitual va mucho más allá de la cercanía con el trabajo o el domicilio, requiere una atención personalizada, un servicio  adecuado a las expectativas del cliente y, ahora también, un posicionamiento inteligente en la red. Vamos a comentarte hoy algunas cuestiones que no debes olvidar en cuanto al último punto, especialmente si dispones de plataformas de venta por internet:

 

1.- Una página web intuitiva y de fácil navegación

Este punto es absolutamente esencial. Los consumidores que acceden a tu página a través de Internet tienen también unas expectativas como las tienen al entrar al negocio físico, y como propietario o empleado hay que hacer que se cumplan. Si tu página tarda en cargar o la información no es fácil de localizar perderás muchos clientes para tu negocio y aunque tengas un teléfono o un email de consulta hay que facilitar al comprador la información lo máximo posible. No se puede contar con su paciencia.

 

2.- Personalizar el consejo profesional

Está más que demostrado que la mayoría de los clientes prefieren, en muchas aspectos como en cuestiones de salud sexual, una comunicación más impersonal con el farmacéutico y por eso debemos facilitar el consejo también virtualmente y de forma individualizada. La claridad en el consejo también es esencial.

 

3.- En la postventa online

Si tienes servicio de venta online es importante que toda la experiencia sea positiva, desde la facilidad para localizar los productos en la red, la comodidad en la compra y la entrega y algún detalle que ponga el toque final a la venta. Puedes aprovechar las redes para pedir cierta información sobre la persona: edad, sexo, etc.; y aprovechar para enviar una muestra de algún producto según esas características o algún cupón de descuento en su próxima compra. Si además utilizas cajas o cinta adhesiva con el logo de tu farmacia darás una imagen de marca profesional. Con estos toques en el final de la venta dejarás el cliente con un buen sabor de boca y lo más probable es que vuelva a contar con tu servicio la próxima vez.

 

4.- Posicionamiento y captación

Si te interesa enfocar tu negocio al mundo virtual deberás hacer un esfuerzo extra e invertir en posicionamiento y campañas para dar a conocer tu página al público específico al que quieres hacerla llegar. Hay profesionales que pueden ayudarte a conseguirlo.

 

5.- Lenguaje sencillo y claro

Tanto en las consultas online y telefónicas como en los textos de la propia web es aconsejable que utilices un lenguaje apto para el público general. Hay conceptos que no son tan comunes como parecen por lo que un lenguaje claro te acercará al público general mucho más que un vocabulario seguramente más preciso.

 

En definitiva, se trata de dar al cliente una experiencia positiva cuidando todos los aspectos de los que nos encargamos en el negocio físico. Imagen, atención, servicio o incentivos para la siguiente compra, también son necesarios en el negocio virtual.

Deja un comentario