No aparece mi boticario

Son las once de la noche y la televisión me aburre. Cojo mi móvil y reviso mi Whatsapp. Al leer uno de mi hermano, me recorre un escalofrío… Argggg  y al tirar de la manta del sofá descubro una mancha en la uña de mi dedo gordo. ¡Help! ¡Socorro! ¿Serán hongos? No me lo puedo creer… Vaya, ahora en vez de frío me han entrado unos sudores de muerte.

Me voy a Google y busco: “Cómo saber si las uñas tienen hongos”, como soy farmacéutica de grado (que no boticaria), intento elegir una página de farmacéuticos serios, que primero me informen y luego ya veré que producto me aplico y donde lo compro.

Esta misma búsqueda la estarán haciendo cientos de personas, miles…

Me aparecen páginas de lo más variadas; de la asociación de consumidores, de clínicas de podología, de prensa digital y por supuesto de fabricantes de productos para los pies. Pero yo me pregunto, ¿dónde están mis queridos boticarios?, ¿quién me va a asesorar a mí, tal y como dice el cartel azul de la tele?

Puede decirme alguien ¿por qué no aparecen las farmacias que legalmente y con tanto esfuerzo están registradas en internet?

Un momento, perdón, ya he encontrado una farmacia. He pinchado en un anuncio de producto y después de navegar un rato en la ficha del mismo, me pregunta que si busco asesoramiento que rellene un formulario y que en el horario indicado ( de 9 a 18h) me llamarán.

Vuelvo a mirar a mi dedo y pienso que no puedo vivir con esa incertidumbre. Sea lo que sea tengo que “actuar” . O con anti-hongos o con crema hidratante o con quitaesmalte o quizá sea falta de calcio… o de magnesio… Ahora me estoy acordando algo que leí de los probióticos, ¿será eso? Necesito ahora mismo resolver varias dudas o por el contrario me engancho a una serie de Netflix. Me han regalado un gadget que lo pones en la tv y todo lo que tienes en el móvil lo puedes retransmitir directamente, ¡es genial!

¡Un momento! Acabo de encontrar la farmacia estupenda en la red, ha sido cuando he pinchado en la fotografía del producto. ¿Dónde? En Alemania? Me niego. Pero bueno, voy a probar a comprar a ver qué pasa. ¡Vaya! Me permite comprar medicamentos y cremas a la vez y me dice que gano puntos rojos o algo así y que meta códigos de descuento. No sabía que esto estaba permitido, la verdad es que no me fío mucho…

Como son las doce de la noche y no he conseguido que mi boticario me enseñe algo sobre la salud de mis uñas, me voy a Amazon que hoy es viernes (Black Friday) y compro lo de las uñas de la farmacia que me iba a llamar y de paso el irrigador dental que tiene muy buenas referencias de usuarios.

Al dejar el móvil a cargar, pienso que el boticario debería aparecer más en internet…

Deja un comentario